jueves, 12 de febrero de 2015

Arrieras y Aceituneras

ARRIERAS
Cante campero de las zonas de Córdoba, Jaén y Cádiz, suele hacerse en la época cuando se faena la trilla  del trigo al compás del cascabeleo de los mulos, mientras el  mulo gira por la zona de trilla los gañanes realizan este palo que le ayuda a realizar la dura y penosa tarea.
Hay opiniones muy flamenca que nos dice que este palo no es un cante exclusivo de los campos andaluces y que en su forma musical se asimila a alguna toná, guardando también gran parecido con los otros cantes camperos como son la Trillera con la conserva la misma composición métrica en su copla estos es cuatro verso en el que el 1º y 3º tienen 7 sílabas y los segundo y cuarto cinco y con las jienenses  Aceituneras.
                                      Segaor segando
                                               Los trigos nuevos
                                               El sudor se secaba
                                               con su pañuelos

Manolo de la Rivera cantaor de Almería realizó de manera autóctona un estilo que tiene que ver mucho parecido con los palos vernáculos malagueños aunque se cantara por los campos almerienses, es el conocido como Arrieras de Dalías que parece ser cantaban los arrieros de Dalías mientras se realizaba el transporte de los  minerales de la mina al boliche, allá por el principio del siglo XIX.
                                      Como mi mula no hay una
                                               en toa la Andalucía
                                               como mi mula no hay una,
                                               vengo del campo Dalías
                                               con mis barriles de uva
                                               para el muelle de Almería.                     

ACEITUNERAS
Si el cante de Arrieras destaca por su difusión por la campiña jerezana, Las Aceituneras es un cante procedente de los campos de la provincia de Jaén, que se hacía durante la recogida de la aceituna.
 Al igual que otros cantes camperos con los que conserva cierto parecido como la Temporera, Trillera o Arriera los estudiosos opinan que no es un cante exclusivamente andaluz aunque también se habla de su parecido con algún etilo de toná.
Existe también otro estilos, aunque perteneciente más al folclore, emparentado con este palo y que también surge como consecuencia de los festejos derivados de la recogida de las aceitunas como es La Jota de las aceitunasñ
                                               En el pago del Umbral
                                               Me ha dicho el del cortijo
                                               Que mañana pue empezar