jueves, 19 de febrero de 2015

LOS PALOS DEL CANTE -7-



BAMBERAS

El cante por Bamberas, se encuadra dentro del grupo de las soleares por cantarse al compás de soleá quizá un poco acelerada sin llegar al toque de Bulería por soleá.
Las Bamberas proceden de una canción folklórica y de las costumbres andaluzas de columpiarse en un trapecio, columpio o bamba en determinada época, no teniendo nada que ver con el famoso baile de la bamba sudamericano.
Parece ser que un tal Durán aflamencó el cante de la Bamba dándosele el nombre de cante por Bamberas, aunque más tarde Pastora Pavón "La Niña de los Peines” le diera su forma definitiva tal como se pueden oír en las grabaciones todavía existentes.
             "La niña que está en la bamba
                                                   no tiene pare ni mare,
                                                   sólo tiene mi cariño
                                                   que en el mundo es lo que vale”.


La temática de sus letras son generalmente de galanterías, piropos...a la par que se comenta el "balanceo o la forma de mecerse en el columpio de la persona a quién se dedica la canción; la métrica de sus coplas se ajusta bien a una cuarteta,  esto es  cuatro versos en donde  el primero y el tercero heptasílabos y el segundo y el cuarto pentasílabos o bien a un quinteto romanceado. 
Además de  Pastora Pavón “La Niña los Peines”,  otro gran cantaor que con su sello propio imprimió a las Bamberas un importante realce flamenco fue el cordobés Curro de Lucena.
                                                         "Caminito de Sevilla,
                                                            un carretero cantaba
                                                            al son de las campanillas
                                                            que sus mulitas llevaban ".
                                                          "La niña que está en la Bamba
                                                            ¡y qué bien se balancea!
                                                             con el aire y con el sol
                                                             se está poniendo morena:
                                                ¡morena la quiero yo!".
Aunque como se decía al principio se comenta este cante como grupo de la soleá, hay que insistir que es por la utilización del mismo compás, Soleá acelerada casi Bulería por soleá pues así la creara el maestro Niño Ricardo, aunque existen flamencólogos que defienden la teoría de que también las Bamberas se cantan de forma libre como un simple acompañamiento de fandango ya que así acompañara a Pastora Pavón Melchor de Marchena.