jueves, 15 de enero de 2015

Alegrías de Cádiz

   LOS PALOS DEL CANTE
                               Alegrías de Cádiz (1)
A veces confundida con la Cantiña propiamente dicha y otras veces nombradas concretamente como Cantiñas de Cádiz, cosa normal por la similitud de ambas y el ser Cádiz cuna de estos cantes.
Lo que sí está claro es que Las alegrías de Cádiz es el cante del grupo de las cantiñas más conocido e interpretado, a él pertenecen junto con las Alegrías de Cádiz, La Romera, El Mirabrás, los pregones de Rosa, del Contrabandista, los Caracoles, Las Alegrías de Córdoba
Hay teorías que afirman que en el cante por Alegrías se conjugan elementos folklóricos tan distintos como andaluces y aragoneses, debiendo su origen a la jota aragonesa  que se aflamencara en Cádiz durante la Guerra de la Independencia, según se descubre no sólo de las frecuentes alusiones en sus temas sino también de su ornamentación y carácter musical.  
Caballero Bonald nos dice que las Alegrías son en el fondo adaptaciones de la antigua "Jota de Cádiz”.

                                       "Con las bombas que tiran
                                         los fanfarrones
                                         se hacen las gaditanas
                                         tirabuzones. "
                                       "Navarrito, navarrito,
                                         que bien te pega la gorra.
                                      ¿De que regimiento eres ?
                                        Que de Navarra soy, señora. "
                                       “Ole, ole, ole,
                                         viva Zaragoza
                                         y la Pilarica
                                    que es la más hermosa. "
Es frecuente encontrar en las letras por Alegrías temas que hacen alusión al encuentro durante la Guerra de la Independencia en Cádiz, convertida entonces en baluarte de la Libertad contra las tropas napoleónicas con otros pueblos españoles como los aragoneses, produciéndose en este patriótico reducto ciudadano una especie de emotivo resorte que auspició el desarrollo de aquellas primeras alianzas entre el cante gitano y la canción popular.
                                       "Baluarte Invencible.
                                         Isla de León,
                                         donde se rindió el coloso
                                Napoleón..."
Aunque también encontramos entre las alegrías clásicas letras haciendo alusión  a las cosas propias de la tacita de plata como la que Aurelio Sellés (el gran maestro de las Alegrías del siglo XX) grabó:
                                        "A Cai no le llaman Cai,
                                         que le llaman relicario,
                                         porque por patrona tiene
                                         y a la Virgen del Rosario"
                                       "Cuando se entra en Cai
                                         por la Bahía
                                         se entra en el paraíso
                                         de la alegría.

Hay que anotar que entre sus alegres tercios se suelen intercalar algunas variaciones o los llamados pequeños juguetillos con distinta música aunque sin perder su exquisito compás.
Sobre la clásica introducción  Tiri ti tran, tran, tran….existen varias anécdotas pero destaca la que nos presentan en una conversación a Ignacio Sánchez Mejías quién dirigiéndose  al gaditano Espeleta le pide que cante eso de tiri ti tran, tran, tran y éste al no acordarse de la letra  improvisó la comentada introducción,  por lo que casi todos los presentes en dicha  tertulia confirmarían la pura casualidad la creación de esta gaditanísima salía por alegría.
Se conocen estos cantes generalmente como se ha indicado ya varias veces con el nombre de Alegrías pero para diferenciarlo aún más se utiliza el sobrenombre de Cádiz siendo pues Alegrías de Cádiz, puesto que existe otra Cantiñas también llamada Alegrías distinta en sus temas y con ciertas diferencias en su forma aunque con el  mismo toque como todas las Cantiñas y que se denomina Alegrías de Córdoba.