jueves, 11 de junio de 2015

Los Fandangos

LOS PALOS DEL CANTE  -22-

FANDANGOS -1-

Según nos dice el Diccionario, fandango  es un tipo de danza española antigua con un movimiento vivo y un compás de  tres por cuatro, siendo actualmente un cante libre de compás con un quinteto de versos octosílabos.

Volviendo a su origen hay quien hace derivar la palabra fandango de la portuguesa Fado (en Portugal a comienzo del XVI se usó el vocablo "ENFANDANGADO " para designar un canto popular). Ya en 1.705 en el entremés anónimo "El novio de la Aldeana" se encuentra el término fandango, por otro lado el  deán Manuel Martín describía en l.712 al fandango como danza de Cádiz desde hace muchos siglos dándosele un origen àrabe. 

Andrés Salom al hablar del fandango aseguró que es un cante fronterizo y que se musulmaniza de forma paulatina al avanzar los cristianos hacia el sur en su lucha contra el imperio árabe, tomando de esta forma el fandango diversos nombres: muñeira, fado, jota...., y en Andalucía fandango; proliferando tanto que raro es el pueblo que no tiene su forma particular de concebir el fandango no bailable ya sino para escuchar, pudiéndose clasificar los fandangos para un mejor estudio de ello dado su complejidad y sus muchas variantes de la siguiente forma, aunque no de la única y así encontramos formas en Málaga, en el  Levante español y en Huelva, además de los conocidos como personales o artísticos. 


  
Existe un estilo además de fandango llamado fandango por soleá, sólo cantado por verdaderos especialistas en donde se combinan la estructura del fandango con el difícil compás de la soleá.
                                                          "Momaíta,
                                                            Dicen los niños chicos cuando lloran
                                                            mientan la palabra de Momaíta
                                                             en cambio los de la Cuna,
                                                             cuando rompen a llorar
                                                             no dicen palabra ninguna."

Como se aprecia en este fandango interpretado muchas veces por Fernando Terremoto y por Chano Lobato (éste generalmente para bailar por soleá), su métrica es totalmente libre distinta de ese quinteto octosílabo con compás tres por cuatro que se hablaba al principio sobre el origen de ese fandango como tipo de danza española.

En Málaga una amplia gama de formas y estilos se encuentra bajo el sobrenombre de los fandangos de Málaga, unos  con nombres locales como la Rondeña, otros los Verdiales, denominados por muchos como cantes malagueños vernáculos y las primitivas Malagueñas junto a las variantes que de ésta se hacen fuera de las fronteras de Málaga originándose una rica y amplia variedad de malagueñas personales.

Se incluyen en este apartado  por derivar de ese primitivo fandango local de Granada la granaína y la media granaína sin que esto suponga que deriven de algún tipo de fandango malagueño. El criterio sólo es de zona geográfica, Los verdiales y los cantes abandolaos malagueños como: la anteriormente mencionada Rondeña, Jabera, Cante de los Marengos, Jabegote, Zánganos de Puente Genil, Fandangos de Lucena y Cabra.

En las cuencas mineras de Linares, Almería o en la región murciana, Cartagena y la Unión encontramos los llamados cantes mineros o cantes de levante con la Minera, Taranta, Taranto, Levantica,  Murciana, Cartagenera.



En Huelva encontramos una gran variedad de fandangos con nombres propio de la localidad donde se creara y así encontramos tres comarcas cantaoras como son el Andévalo, La Sierra y El Litoral.

Todos estos estilos merecen su reconocimiento y estudio especial por lo que en próximas entregas trataremos de comentar las características de ellos,  uno a uno.