jueves, 4 de junio de 2015

La Debla

LOS PALOS DEL CANTE  -21-

DEBLA

De  la Debla,  otra forma de toná,  ya que en  principio  fue llamada Toná de la Debla, lo más significativo es la grandeza y lo desconocido de la historia de su nombre ya que, al parecer, DEBLA puede significar de: cielo, Dios, Diosa, destacando el de Diosa Grande; pues se trata de una expresión del sánscrito con la que en flamenco se designa a una forma de Toná que terminaba antiguamente añadiendo "Deblita Barí o Barea", quizá Diosa grande y buena.

Según afirma Ricardo Molina en su libro "Obra Flamenca",  los gitanos sólo saben que Debla significa Diosa Grande y nada más, pero que ellos en tiempo muy remoto adoraron a esa "GRAN DIOSA" como otros pueblos indoeuropeos.

Uno de los cantaores que más aportó a la dignificación de este grandioso "palo" fue, sin duda, Tomás Pavón.
La forma estrófica de la Debla es idéntica a la de la Toná, o sea, cuatro versos con rima asonante en los pares.
                                                           "Desvarío del sentío
                                                 como esvarían los locos,
                                                 si aún no he tirado piedras
                                                 me ha faltaíto muy poco."      
                                  (Al final suele añadírsele la expresión"Deblita Barí o Barea)   

Hoy en día y tal vez desde que allá por 1950 cuandoTomás grabara esta Debla, la mayoría de los cantaores aunque unos con más acierto que otros siguen esta escuela, dándose el caso que muchos aficionados para identificar este palo flamenco recurren a la conocida letra de Tomás y a partir de ahí ver su musicalidad, sus tonos, su dureza y su similitud o diferencia con cualquier otra toná.


                                                          En el barrio de Triana
                                              ya no hay pluma ni tintero,
                                              pa yo escribirle a m mare
                                              que hace tres años que no la veo.

Pero antes de estas fechas, digamos de reconocimiento entre los flamencos, la debla ya fue un cante en cierto modo conocido en torno al mediado del siglo XIX y fundamentalmente por el impulso que a estos primitivos estilos dieran cantores como Varea el Viejo, el gaditano El Planeta o el gitano puertorrealeño Francisco Ortega Vargas “El Fillo”