viernes, 20 de septiembre de 2013

Sábado 21 de septiembre (entrega nº 45) EL Camarón de la Isla


ENTREGA Nº 45       21 DE SEPTIEMBRE DE 2013 


                            EL CAMARÓN  DE  LA ISLA
                           
         El 5 de diciembre de 1950 en el número 29 de  la calle del Carmen, barrio de  “Las Callejuelas” de la localidad gaditana de la Isla, la gitana Juana Cruz dio a luz a su séptimo hijo,  José Monje Cruz  “Camarón de la Isla”, gitano, canastero y uno de los cantaores más importante de la historia del flamenco, hijo también del fragüero Luis Monje.


         Desde que nació vivió ambiente de cante, la voz de su madre Juana gran cantaora, ya empezó a darle  “las primeras enseñanzas artística” que unido a todo lo que escuchó en la fragua donde trabajaba su padre, hizo de este gitanillo flaco y muy rubio (de ahí el apodo de Camarón  que su tío José le pusiera ) todo un viejo del cante desde muy temprana edad, pues con sólo cinco añitos ya cantó en el colegio  de La Salle conocido en San Fernando como en muchas zonas de la bahía como colegio de los hermanitos.
                              
         Según nos dice el escritor y maestro isleño Enrique Montiel en su obra: Camarón, vida y muerte del cante, ”Camarón llegó a decir, incluso, que su madre lo parió cantando por bulerías y no llorando.”

         A la muerte del padre las necesidades de la familia eran abundantes por lo que Camarón con siete años, suele ir acompañado de su hermano Manuel a visitar tabernas, el tranvía (como hicieran  El Chato de la Isla) o la Venta Vargas para poder ganar algunas pesetillas que aliviara las necesidades de su casa.

         Al hablar de Camarón de la Isla o de  flamenco en San Fernando forzosamente hay que mencionar a la familia Vargas, concretamente a Juan Vargas y María Picardo, aludir a la muy famosa Venta de Vargas. Por ella pasaron artistas superconocidos como  el Chato de la Isla, Aurelio el tuerto (Aurelio Sellé), Rosa la Papera, su hija la Perla  de Cádiz (más de una vez se ha comentado como  los cantes de esta hija de Rosa la Papera influiría en José, sobre todo por Alegría y por soleá de Cádiz, aunque Camarón en palabras de la propia Perla los mejoró), Pericón, El cojo Farina (Bailaor), El Beni, Caracol, El Sordera, Fernando Terremoto, El Borrico de Jerez…raro es el artista que no ha pasado por este flamenco local, verdadero mecenas del flamenco, Unos a ganarse el pan, para poder medio vivir, pero otros como el caso de Manolo Caracol, artista consagrado como primera figura y amigo íntimo de Juan Vargas a visitar cuando tenía ocasión a su íntimo amigo.


         En una de esas visitas cuando José Monje apenas contaba con doce años, Juan Vargas  le presentó al maestro de “La Niña de Fuego, Carcelero, Salvaora”… quien (según cuentan) no le prestó atención, cosa que se consideró como un desaire al rubio gitanillo de la Isla. Con el tiempo el mismísimo Caracol comentaría que los cantes de Camarón lo enloquecía.

         En la feria de Sevilla de 1963, tras una actuación en la caseta de la Venta de Vargas, llega a oídos de Antonio Mairena la genialidad y lo viejo de los cantes de un niño de doce años natural de San Fernando al que le cantara al día siguiente de tal forma por Bulería que el maestro entusiasmado se le arranco con una pataíta al compás de José.

         De Sevilla podemos decir que arranca el inicio de futuros éxitos para este tímido cantaor pues tras la feria hispalense, es contratado por Miguel de los Reyes para actuar en Málaga, luego es contratado por diversas compañías como la de Valderrama, Dolores Vargas… más tarde en Madrid en el Torre Bermeja donde es escuchado por Antonio Sánchez padre de,  pocos años más tarde, grandes tocaores como Ramón de Algeciras y Paco de Lucía. Es pues en Torre Bermeja donde se conocen José y Paco, encuentro fundamental para el futuro artístico de dos de los talentos más grandes que ha dado el flamenco. Camarón de la Isla y Paco de Lucía o Paco de Lucía y Camarón de la Isla, tanto monta- monta tanto.


         De ahí hasta su temprana y desgraciada despedida todo fue un sinfín de reconocimientos y de éxitos. José Monje Cruz “Camarón de la Isla”, es conocido en el mundo entero, su genio, su voz, su  compás, su desgarro su “jondura en la sangre” como diría Federico García Lorca de otro grande  es ve y escucha en cualquier lugar del Planeta, Camarón se convierte en un mito en vida y diez años después de dejarnos recibe el mejor reconocimiento que un flamenco pueda tener: “La Llave de oro del Cante”

                                      En la Isla yo nací,
                                               Me crié al pie de una fragua
                                               mi mare se llama Juana
                                               y mi pare era Luis…