sábado, 8 de marzo de 2014

Las mujeres en el cante


ENTREGA Nº 69    8 MARZO DE 2014 

MUJERES QUE DEJARON Y DEJAN HUELLAS EN EL CANTE

                                               -1-

En un país como el nuestro, en un mundo como el que nos ha tocado vivir donde el predominio del hombre, ha prevalecido sobre cualquier intento de tan siquiera asomarse a una hipotética igualdad de la mujer y sobre todo en un ambiente, como todo lo relacionado con el flamenco, o en épocas como la de los últimos siglos  en el que la mujer está desde su nacimiento predestinada al cuido de la casa, de “su hombre” y de sus hijos, es poco menos como una heroicidad encontrar a mujeres que destaquen en este tan difícil arte como es el flamenco.

La aportación femenina siempre ha sido gracias a esas sacrificadas mujeres de un incalculable valor artístico pero sobre todo de una valentía enorme como persona, es decir de grandes mujeres.

Fueron Creadoras como el caso de “La Serneta”, pues la jerezana Mercedes Fernández Vargas apodada  “La Serneta” nacida en 1837, destacó por su sello particular con un estilo de soleá que creara escuela. Esta cantaora quién como otros grandes tenía la genialidad de acompañarse ella misma a la guitarra, fue además de cantaora una admirable tocaora, llegando a enseñar  el toque de la Guitarra flamenca en la propia capital española, donde vivió algunos años. Dedicó, “La Serneta” toda su vida a   compaginar las labores de la casa con el arte. ¡Toda una heroína!



Desde Morón, aunque algunos opina que desde Utrera, nos llega una mujer que viera la luz en torno al 1850, también destacada por su personalidad en el cante y en el baile de la soleá, cantaora según se decía con un temperamento especial y es  que “La Andonda”, conocida no sólo por su soleá  sino porque fue compañera sentimental del genial Francisco Ortega Vargas  “El Fillo”, destacó por esa pura emoción que imprimía a sus cantes´

Algo más joven que ella y desde Málaga  en 1860 aproximadamente aparece otra gran creadora, Trinidad Navarro ”LaTrini” con su aportación personalísima a un estilo propio del cante por Malagueña.


Décadas más tarde en 1890 Nace en Sevilla, tal vez la voz femenina más reconocida en el flamenco, Pastora Pavón “La Niña los peines” cantaora que destacó en la creación o engrandecimiento de cantes como los tangos trianeros, bulerías, bamberas, saetas, peteneras ….Sus grandes facultades y su estilo tan peculiar imprimió un sello propio a todo lo que cantara.