miércoles, 20 de mayo de 2015

El cante por Chufla

LOS PALOS DEL CANTE -19-

CHUFLAS



El palo flamenco  Chuflas es un cante de los que se denominan  festero, de jaleo, con golpes,  mucho compás,  que imprime un carácter desenfadado y podríamos decir hasta guasón y burlón. El cante por Chuflas es con toda probabilidad el antecedente de  las bulerías en el podemos asegurar, actualmente se ha convertido.

Constancia de este estilo de cante lo encontramos en el suplemento de “Alrededor del Mundo” donde aparece allá por el año 1901 una especie de fotografía con el bailaor Antonio de la Rosa como bailaor de  Chuflas, comentándose en dicho suplemento que el tal Pichiri, así apodaban  al bailaor Antonio de la Rosa, realizaba el baile de Chuflas con pasos picantones parecidos a los ritmos de los tangos que los negros nos trajeron del otro lado del océano.

Pero lo realmente claro,  según casi todos los expertos, es que  La Chufla está  claramente emparentada con los cantes festeros, con la jerezana bulería como se puede apreciar en la grabación de El Garrido de Jerez,  tierra donde con todas las garantías se fraguaría la bulería a partir de estos compases que como buen jerezano El Garrido realizó y realzó de manera admirable.

Otro claro ejemplo lo encontramos en Cádiz donde se canta estas coplas  octosílabas de cuatro y a veces de tres versos, con su particular gracia, con ese sello y salero tan especial que imprimen los de la capital gaditana como es el caso  tan peculiar de Manolo Vargas y de la recientemente desaparecida Mariana Cornejo.