jueves, 7 de mayo de 2015

Del Levante... "La Cartagenera"

CARTAGENERA

La Cartagenera como uno de los cantes llamados de Levante está totalmente hermanado a los también llamados cantes mineros propios de las zonas mineras de Linares, Almería y La Unión y como tal en el áspero dramatismo, en su quejido lastimero sobre las penalidades y opresión  como suelen reflejar las letras de estos “primitivos fandangos locales” que originaron este difícil palo flamenco como es la Cartagenera, encontramos los duros tonos que recuerdan a veces esos “cantes de marugá” del que se hablaba  ya desde la época de “el Rojo el Apargatero”.

Sin embargo la Cartagenera no tiene esos aires mineros de sus hermanos tarantas o tarantos  ni en sus letras ni en sus compases, estando más cerca tal vez de los ecos de la malagueña y siendo un cante generalmente sujeto a interpretaciones de profesionales, estilo difícil de realizar   pero  de dulces matizaciones de los que Don Antonio Chacón y la Niña los Peines hicieron verdaderas genialidades en las dos conocidas modalidades de cartageneras.
                                               "Si vas a San Antolín,
                                                             a la derecha te inclinas,
                                                             verás en el primer camarín
                                                             a la Pastora Divina
                                                            que es vivo retrato a tì."
                                                                                   (Cartagera de Chacón)


                                

Grandes intérpretes de este palos al igual que los otros cantes de Levante fueron desde El Rojo el Apargatero, la inmortal figura de estos cantes, hasta el  muy veterano Antonio Piñana, nombres como El Pechinela, el Pajarito, el Porcelana, Juan el Albañil, Conchita Peñaranda "La Cartagenera", El Peluca, Paco el Herrero, El Panocha, El Chilares, Nolasco …, pasando por el magisterio del propio hijo de El Apargatero, Antonio Grau Dauset, quién entre otros enseñara al sevillano y compañero suyo Manolo Escacena y al anteriormente mencionado Piñana, verdadero transmisor de los cante de El Rojo El Apargatero.