jueves, 13 de agosto de 2015

¡¡Y de Graná.....GRANAINA!!

LOS PALOS DEL CANTE  -31-   
                                           
                                              GRANAINA
                
Al hablar de origen de las "Granaínas", hay que remontarse y recordar los viejos fandangos locales de Granada capital y de sus pueblos fandangueros como Almuñécar (con su fandango "robao del Río"), Baza, Puebla de Don Fabrique, Loja, Huétor - Tájar, Salobreña, Zafarraya, Los Hornos de Albuñol, sobresaliendo como narra Ricardo Molina Fajardo en su obra EL FLAMENCO EN GRANADA, los fandangos del pueblo de La Peza y de Güéjar - Sierra.

El fandango de La Peza llamado fandango "Pezeño" y divulgado por la cantaora de la localidad "La 'África", fue absorbido más tarde por el fandango de "Frasquito Yerbabuena" e incorporado al repertorio alegre de las zambras de los gitanos de Sacromonte mientras que del fandango de la localidad de Güéjar - Sierra, nos queda su característica primordial de fandango arriero como lo calificara Fernando de Triana después de comprobar según él mismo nos cuenta cómo éste fandango es interpretado por los mozos de esta localidad granadina durante los días de fiesta mientras rondan las ventanas de sus respectivas novias.

                                              

                                               "Soy de la Peza, pezeña,
                                       de los montes, montesina,
                                      y para servir a ustedes
                                      soy de Graná, granaína. "
                                          (Fandango de la Peza, popularizado por " La 'Africa ")
                                    
                                    "Esta noche no he venío
                                      temprano a pelá la pava,
                                      por vení con los amigos
                                      a echarte la serenata. "
                                                   (Fandango de Güéjar – Sierra



De estos fandangos con claros sones moriscos como dice Caballero Bonald podría nacer  al aflamencarlos sus intérpretes la granaína, apuntando la mayoría de los tratadistas de temas flamencos que quién le dio no realce sino creación fue el cantaor de Granada Francisco Gálvez Gómez, conocido en el mundo del flamenco como "Frasquito Yerbabuena". Pero  quien la engrandeció como a todos sus cantes fue el gran maestro Don Antonio Chacón, creador del otro estilo de granaína más brillante y larga en sus tercios y al que el mismo Chacón bautizó con el nombre de media granaína nombre con la que se popularizó y se le conoce.

Este estilo derivado del fandango granadino fue cultivado por otros cantaores quién al utilizarlo en algunas ocasiones como introducción de la malagueña, nos hace ver la también derivación que del fandango malagueño pudiera tener la granaína y así  el mismo Enrique "El Mellizo" nos lo trasmite a través de sus discípulos gaditanos Pericón y sobre todo Aurelio Sellés.

A partir de Don Antonio Chacón  se crea con el cante de la granaína y la media granaína una escuela generalmente de cantaores no gitano con la característica común en todos ellos de su timbrada voz y así resaltamos a Manuel Vallejo, quién alarga quizá en demasía los  tercios de la media granaína,  Pepe Tejada  (el Niño de Marchena o Pepe Marchena), Manuel Centeno, Canalejas de Puerto Real, El Pena padre y El Pena hijo, El Niño de Cabra, Jacinto Almadén, Aurelio Sellés, aunque éste último con un tono personal distinto al de los anteriores e imprimiéndole a las granaínas no el sello chaconiano del "bel canto" como dice Ricardo Molina sino el suyo particular y  propio de sus oscuras raíces del flamenco natural.

Al ser la granaína un cante que nace, se cultiva y populariza en la época tan desdichada de "la ópera flamenca" , no faltaron artistas que le diera ese aire a medio camino entre la copla popular y las derivaciones regionales del flamenco, introduciéndola en el mundillo del cancionero de la copla española como el caso de Angelillo.


Los temas de sus letras hacen generalmente alusión a las bellezas de Granada y su comarca sin olvidar referirse a cuestiones religiosa o de amor. En nuestro tiempo tanto la granaína como la media granaína son interpretadas en casi todos los festivales y peñas con gran acento personal y flamenco por parte de artistas que como Enrique Morente (Granadino del Albaicín), Pepe Meneses, Naranjito de Triana, Calixto Sánchez, Diego   Clavel, Chaquetón, José Mercé, Luis Caballero, Luis de Córdoba... entre otros, le están dando a estos cantes de Granada versiones rememoradoras.

                                        "Rosa si yo no te cogí
                                      fue porque no me dió gana,
                                     al pié de un rosal dormí
                                     y rosa tuve por cama,
                                    de cabecera un jazmín."
                                                     (Granaína de Chacón)