jueves, 27 de agosto de 2015

"Se me mojaron las velas estando la mar en calma y fue por puras lágrimas que yo derramé por ella"

LOS PALOS DEL CANTE  -33-

JABEGOTE



Aunque menos conocido y dentro del grupo de los fandangos abandolaos uno de sus variantes es el llamado cante de los Jabelote o de los marengos el nombre  proviene de la jábega (tipo de embarcación que suelen emplear los marineros malagueños)  de donde sacamos el siguiente fandango:

                                  “Estando la mar en calma
                                    se me mojaron las velas
                                    y fue de las puras lágrimas
                                   que yo derramé por ella."

A diferencia de los otros estilos hermanos derivados  del primitivo fandango malagueño, en el jabegote su tercer tercio llamado verso valiente se canta con tonos muy altos.

Este peculiar y  marinero cante según los estudiosos de los variados estilos vernáculos malagueños se basaron  en un principio en las coplas que  solían hacer los pescadores o marengos cuando se realizaba la faena en tierra firme como repasar, coser  componer las artes de la pesca o embadurnar los peces, llamándose normalmente a quién trabajaba con la jábega que es un especial tipo de red o como se ha indicado antes la embarcación que ellos suelen emplear con el nombre de jabegote.


Juan Breva, maestro de todos los cantes malagueños y el Niño de las Moras que trabajó como jabegote en El Palo, puerto pesquero de Málaga, han sido los grandes impulsores de este marinero palo flamenco y tras ellos cabe destacar a Miguel López Castro, gran cantaor y sobre todo gran estudioso de todos los cantes del tronco vernáculo malagueño.