jueves, 15 de octubre de 2015

Entrega nº 155 Marianas

LOS PALOS DEL CANTE  -39-
MARIANAS
Considerado por muchos aficionados como cante autóctono, totalmente independiente, se incluye en el grupo del tango por ser un cante interpretado al compás de tientos, cuya finalización a modo de “macho” o remate se realiza al compás de tango.
El origen de las marianas que se debe al de una canción folklórica andaluza en la que se repite el nombre de Mariana, quizá fuera la canción que un gitano húngaro cantara por las calles de Sevilla para hacer bailar a una mona que llevaba, llamándola Mariana, haciéndose ésta popular y motivando coplas que distintos cantaores hicieran al compás de los tientos.
                                           “Yo vengo de Hungría...
                                                con mi Mariana
                                                me busco la vía.
                                                Sube, Mariana, sube
                                                por aquellas montañitas
                                                arriba sube Mariana,
                                                Mariana macarone,
                                                mi arma te quiero."


Cuando se populariza este cante, actualmente poco usado, es al principio de este siglo gracias sobre todo a Luis López Benítez conocido como “el Niño de las Marianas".
En un principio y parece ser por ser quién amoldara estas coplas a compases flamencos, fue conocida la mariana como “tientos de Luis López” pues así empezó a llamarla el propio “Niño de las Marianas”.
El compás como se ha indicado anteriormente es por tientos con un remate a modo de estribillo por tango.




Más tarde destacaron en este cante Bernardo el de los Lobitos y  El Pena. Hoy en día pocos artistas interpretan este cante mencionándose casi en exclusiva a Curro Lucena y José Meneses, quienes representan cada uno de los dos estilos que de por mariana se conocen.