jueves, 22 de octubre de 2015

Entrega nº 156 ..."Y si no es verdad /que Dios me mande la muerte /si me la quiere mandá."

LOS PALOS DEL CANTE  -40-
MARTINETE

La Toná de mayor dificultad a la hora de interpretar es, sin duda, el Martinete; llamado así por emplearse como acompañamiento al cante los golpes del martillo del yunque. Es, pues, el cante de fragua o la toná por excelencia.

 La forma de su estrofa es igual que las anteriores de su familia, aunque al final se le añadía (actualmente muchos cantaores no lo hacen) un remate de tres versos libres.
                                                      "Y si no es verdad
                                                        que Dios me mande la muerte
                                                        si me la quiere mandar.

Cuando se le añade al Martinete este remate, se le llama Martinete "redoblao" aunque,
como digo, cada día se usa menos este también llamado "Macho del Martinete".

La temática que se usa en este "palo" es idéntica a la de los otros cantes de fragua, destacando siempre los temas trágicos:

                                                    “Los Geres por las esquinas
                                                     con velones y farol
                                                     en voz alta redecían
                                                     matarlo que es calorró”


El Martinete, según Fernando Quiñones en su libro "De Cádiz y sus Cantes", es un palo desgraciadamente en decadencia como otros tantos cantes puros y primitivos y que, a pesar de lo trágico de sus letras, también se encuentran algunas salpicadas de la gracia gaditana como:

                                                     "En el Barrio de la Viña            
                                                       robaron un cobertó,
                                                      salió un chiquillo diciendo
                                                      no lo hubieran puesto al só."