jueves, 8 de octubre de 2015

Otros estilos de malagueña

LOS PALOS DEL CANTE  -38
LA MALAGUEÑA (2)

De los estilos  de malagueñas creadas por cantaores allende las fronteras de Málaga, encontramos el de  Concepción Peñaranda conocida por "La Cartagenera". Esta discípula de El Rojo El Apargatero cartagenera de nacimiento, crea una malagueña de corte levantino esto es con influencia almeriense, malagueña con la que triunfó por los cafés cantante de Sevilla a pesar de las dificultades que tuvo que superar como la de ser mujer, lo desconocido de su cante y críticas tan duras sobre su persona como la referida en la copla que hacia ella se cantaba:
                                           " Conchita Peñaranda,
                                              la que canta en el café,                       
                                              ha perdido la vergüenza
                                              siendo tan mujer de bien.

Sin duda estas críticas en una época como la de los años ochenta del pasado siglo hacia una mujer, debería dificultar su carrera artística si no es por sus condiciones personales que le hicieran superar tan difíciles pruebas para obtener los éxitos que con su malagueña consiguió.
                                       "Yo no tengo quien me quiera,
                                         ni quien se quiera acordar de mí,
                                         que el que desgraciaíto nace
                                         no merece ni el  vivir."


 Otro de los estilos de malagueña fuera de su provincia natal fue el creado por el cordobés  Cayetano Muriel "Niño de Cabra" quien le da a la malagueña junto a su personalidad esos aires propio de la zona. Pero los estilos que más engrandecieron el cante por malagueña lo encontramos en Cádiz con la genialidad de dos creadores: Don Antonio Chacón quien como dice Ricardo Molina le presta a la malagueña "rango de cante grande" y Enrique "El Mellizo".


 Del primero sin duda alguna el mejor intérprete de la malagueña, el rey de este cante ya que el jerezano además de darle a la malagueña carácter de hondura, la popularizó, implantando su estilo no sólo en Málaga sino en España entera, acariciando como dice José Blas Vega a este cante con su voz. El desarrollo de este cante va unido casi de forma exclusiva al destino artístico de este genial creador, que con su amplísima variedad  engrandece y le da  modo jerarquizador al cante por malagueña.
Por otro lado el gitano de Cádiz, Enrique "El Mellizo", crea una malagueña distinta en su línea rítmica a la de Juan Breva, hace de la malagueña con su hondura y desarrollo melódico una verdadera obra de arte, diferente  a la de los demás, con ecos como dicen varios musicólogos de cánticos religiosos, con una especie de prefacio de la misa en su introducción inspirado parece ser en la música gregoriana, siendo calificada la malagueña de El Mellizo por José Navarro entre otros estudiosos, como la más grande, la más flamenca y la más bonita.
Esta modalidad de tan delicada matización ha sido cultivada y por lo tanto sujeta a posibles transformaciones con los riesgos lógicos de sufrir algunas impurezas. Pero gracias a otros maestros gaditanos como Pericón (amigo y compañero de "El Morcilla, hijo de "El Melizo") y Aurelio Sellés, nos ha llegado la trasmisión directa y conservación más pura del estilo de Enrique, tanto en su malagueña grande como en la chica que  según cuentan creó en una fiesta en el Puerto de Santa María en l.903 junto a Don Antonio Chacón cuando al viejo maestro gaditano le empezaban a fallar sus facultades pero no su genialidad y creatividad flamenca.

Además de estos estilos encontramos otros que ayudaron a engrandecer este ya popular cante como fueron los estilos del gaditano (alumno de "El Mellizo") Francisco Lema "Fosforito el Viejo" con una malagueña que reunía la majestad de Chacón, la arrogancia del Canario y el sentimiento de la Trini, siendo su último tercio de una gran dificultad y por sus variadas modulaciones de una esplendidez maravillosa.
No podemos olvidarnos de otros estilos de malagueñas como el de Manuel Torres, casi desconocido y rescatado por Antonio Mairena o el que canta Juan Varea que creara "El Marruro" o el casi perdido de Tomás Pavón, tan magistralmente intrepretado por su cuñado Pepe Pinto, ni de los bellos estilos de "Gayarrito" y Diego "El Personita".
Actualmente estas letras de malagueñas plenas de sentimientos y como la siguiriya casi sin esperanza, se escucha en las voces tan importante como las de Enrique Morente, Curro de Lucena, Luis de Cordoba, Diego  Clavel  o  Alonso  Nuñez "Rancapinos" 
   "Desde que te conocí
                                         mi corazón llora sangre,
                                         yo me quisiera morir
                                         porque mi pena es muy grande
                                         y así no pueo vivir."
                                       (Malagueña de Fosforito el Viejo)

                                       "La luz alimenta la noche
                                         y el alba el amanecer,
                                         yo también me alimento,
                                         serrana, con tu querer
                                         cuando estoy más contento."
                                      (Malagueña chica de El Mellizo)

                                       "Por lo mucho que te quiero
                                         de noche no duermo en cama,
                                         siempre estoy con el sentío
                                         por ver si a mi puerta llamas,
                                         ni aún durmiendo yo te olvío."
                                       (Malagueña de El Mellizo)
                                         
                                       "Si preguntan por quién doblan
                                         del convento las campanas,
                                         diles que doblando están
                                         a mi puerta esperanza."
                                      (Malagueña de Chacón)