sábado, 8 de junio de 2013

ENTREGA Nº 30       8  DE JUNIO DE 2013


                        Flamenco en Málaga (5 )


Los tangos de Málaga

         Además de todos los cantes vernáculos comentados a la comarca malagueña se le  atribuye  la creación del polo y la caña, ya que Tobalo, el cantaor que supuestamente les dio forma, era de Ronda.
         Málaga y su entorno destacan también por la creación de una gran variedad de tangos como los personalísimos del Piyayo, de La Pirula o de su discípula la Repompa.
         El peculiar estilo al interpretar los tangos de Rafael Flores Nieto “El Piyayo” hace que se personalice sus tangos malagueños como Cantes del Piyayo.
         En Málaga, los serenos
              van diciendo por las calles
                     que duerma el que tenga sueño
                que yo no despierto a nadie.
                  

         Hacia la mitad del siglo XIX nace este enigmático cantaor, transcurriendo su  vida en Málaga, malviviendo de sus cantes, se hacía acompañar por  una vieja y destartalada guitarra,  se le solía encontrar mendigando, vendiendo calcetines, peines…por las calles. Estuvo Rafael Flores en la guerra de Cuba, de ahí tal vez esa especie de guiño por guajira que imprimía a sus cantes, con sus letras divertidas, jocosas, a veces con motivos carcelarios o de las vivencias propias de la dura vida del Piyayo. Sobre su vida Valeriano León protagonizó una película  y   el poeta José Carlos  de Luna le compuso versos como:
       Tú conoces al ‘Piyayo’:
                                     un viejecillo renegro, reseco y chicuelo;
la mirada de gallo
       pendenciero
y hocico de raposo
tiñoso...
                que pide limosna por tangos
                    y maldice cantando fandangos
    gangosos?

              ¡A chufla lo toma la gente,
  y a mí me da pena
                           y me causa un respeto imponente!
                                               ……
                  


                  
En el  flamenco barrio malagueño del Perchel en el año 1915 nació Dolores Campos, La Pirula, cuyos cantes siempre en reuniones y fiestas nos llega a través de otra gran malagueña La Repompa, de nombre Enriqueta Reyes quien parece ser lo escuchó y aprendió a través un disco que su hermana Paquita grabó, según palabra de La Cañeta de Málaga también gran cantaora e hija de la Pirula.
         María Teresa Sánchez Campo (La Cañeta  de  Málaga), desde que nació en Málaga en 1932 estuvo escuchando  los cantes que su creadora madre (La Pirula) realizaba en familia, cantes por tangos que más tarde popularizara la Repompa. La sala de fiestas “El Pimpi” conoció el arte de la Cañeta cuando aún era una niña, años más tarde, por los años setenta del siglo XX y ya en Madrid, debutó en el circo Price,  trabajó en el tablao El Duende, luego en Villa Rosa. Actuó  junto a Pastora Imperio y Gitanillo de Triana. Años más tarde marchó a México actuando en El Rincón de Goya para volver de nuevo al Duende de Madrid,  a la Venta del Gato y al Corral de la Morería, a la Venta del Gato,  sin dejar de venir a su Málaga natal realizó giras también por Japón,  distintos países de América y  Europa. Casada con el cantaor extremeño José Zalazar Zalazar, esta cantaora del Perchel y de la Trinidad destacó por voz desgarrada e inimitable interpretación de los  cantes fiesteros,  es auténtica, canta y baila de forma instintiva.
         Además de los cuatros discos que ha grabado Teresa ha realizado actuaciones con grandes como, Caracol ,Beni de Cádiz,  Lola Flores, Carmen Amaya, Antonio Gades, La Paquera de Jerez…En el año 2000, fue nombrada “Cantaora del Año” por el Mesón El Chinitas de Málaga y en año 2005 se le  concedió  la Medalla de Honor del Ateneo de Málaga.

 La Repompa de Málaga, nació en la calle de La Puente del barrio del Perchel, de Málaga, el 16 de agosto de 1937, y murió  cuando solo tenía 21 años, el 6 de mayo de 1959, en su Málaga natal. Siendo niña ya apuntaba maneras para el cante, se solía escapar de su casa para ir por las Tabernas o los bodegones de los célebres barrios de Trinidad o del Perchel. Conoció a la Cañeta de Málaga (hija de la Pirula) cuando gracias al guitarrista “Niño de Almería” entró a formar parte del grupo Los Vargas junto a la Quinca, Pepito Vargas y la mencionada Cañeta. Esta gitana del Perche cogió pronto fama en el mundillo del flamenco sobre todo cuando cantó en el tablao “El Refugio”
         Tan pronto Pastora Imperio conoció el arte de ella, la contrató en Madrid para una larga temporada. Compartió escenarios con Porrina de Badajoz, El Beni de Cádiz, Farruco, Pastora Imperio…entre otros.

         Enriqueta de la Santísima Trinidad de los Reyes Porras que así era su nombre completo, dejó a pesar de su corta edad un largo recuerdo de su arte,  fue precursora de un estilo de tangos que  aunque sea originalmente de la gran  cantaora malagueña La Pirula,  se  popularizaron como tangos de la Repompa  tangos que más tarde han defendido con gran maestría su hermana la Repompilla y la hija de la Pirula, La Cañeta de Málaga.