viernes, 28 de junio de 2013

ENTREGA Nº 33      29 DE JUNIO DE 2013     
           
Flamenco en Cádiz y los Puertos (3)
Cantaores de Cádiz
            En una primera fase o periodo de iniciación en torno al siglo XVIII, destacamos un artista gaditano:
            El Planeta: cantaor y guitarrista, pues el mismo se acompañaba con la sonanta en sus cantes del que fue el primer gran maestro, conocido con este sobrenombre dicen que por la veces que evocaba en sus cantes a los astros, fue maestro y  acompañó con su guitarra al puertorrealeño Fillo. De él escribieron los primeros flamencólogos como Estébanez Calderón quienes lo consideraron como verdadero patriarca de la gitanería trianera, pues cuentan que tal vez muriera adentrado el XIX en Sevilla.
            Durante el siglo XIX encontramos un nutrido grupo de buenos intérpretes de nuestros cantes:
            Paquirri el Guanté: auténtico maestro de los cantes de Cádiz y autor de un estilo de soleá gaditanísimo.
            Tío José el Granaíno, conocido como creador del cante por Caracoles
            Los hermanos Ana, Andrés y Antonia (La Lora)
            Enrique Jiménez Fernández, el Mellizo (1.848- 1.906) uno de los más grandes maestros que el flamenco tiene en su historia, este matarife y cantaor creó su propia Malagueña inspirado en la música sacra fue sin lugar a duda figura estelar en los cafés cantantes de antaño, casado con una Espeleta, su familia forma una auténtica escuela flamenca.
            Del Mellizo  diría Fernando Quiñones “lleva la música en la sangre”, también destaca los matices tan suyos así como la hondura tan flamenquísima que se contemplan en sus característicos quejíos.

Familia del Mellizo:
            Francisco Antonio Jiménez (Antonio el Mellizo, 1.874-1.936), hijo del mellizo, cantaor largo con voz afillá.
            Hermosilla, José Enrique Jiménez Espeleta (1.877-1929) siguió los cantes de su padre El Mellizo, alternando con los mejores artistas de su época. Su apodo se debe a que su padrino fue el torero de Sanlúcar Manuel Hermosilla.
            Carlota Jiménez Espeleta ( hija del Mellizo) nació en 1.886 y murió muy joven, Carlota fue considerada como un buena saetera.
            Enrique Butrón, familia del Mellizo dominador de una amplia gama de etilos
            José Espeleta “ el Pollo Rubio” hermano de Ignacio que nació en 1.869 y parece ser  murió en Méjico con cuarenta años, gran solearero,  destacando también por sus bulerías y cantiñas. Nuestro arte lo alternó con el toreo.
            Ignacio Espeleta ( 1.871- 1.938) formó parte del espectáculo “ las calles de Cádiz”, tenía un largo repertorio
            Aurelio Sellé: (1.887-1974) se le considera como maestro indiscutible de los cantes gaditanos pues conserva la escuela de Paquirri el Guanté y de Enrique el Mellizo.
            El Chele Faleta: hermano de Aurelio (1.860 – 1.913) dominó todos los estilos aunque destacó por siguiriya.
            Curro Durse: de nombre Francisco Fernández, gitano viñero considerado patriarca del cante (de él deriva la familia de Caracol- fue su bisabuelo-), magnifico cantaor de caña y destacado siguiriyero. Murió al final del XIX
Familia de Caracol
            Manuel Ortega (Caracol el viejo): padre del célebre Caracol, compaginó al arte flamenco de sus geniales siguiriyas y soleares con la acompañar a su pariente Joselito el Gallo como mozo de espada.
            Enrique Ortega “el Gordo” hijo de Enrique Ortega “el Viejo” y padre de José y  Rita Ortega, hermano de la madre de los Gallos, creó unos especiales “machos en los cantes por siguiriyas y fue un gran cantaor de cañas.
            Enrique Ortega “el Viejo” es considerado el patriarca de la larga dinastía de los Ortega, una de las figuras del XIX y  creador de Siguiriyas.
            Fosforito, de nombre Francisco Lema que por lo delgadez de su figura recibió dicho apodo, fue considerado uno de los mejores discípulo del Mellizo, poseía grandes facultades, interpretando magistralmente de entre su amplio repertorio las Malagueñas.
            Macandé, de nombre Gabriel Díaz Fernández nació en 1.897 y murió en el manicomio en 1.947, vendedor ambulante y cantaor que destacó por sus fandangos, tonás y sobre todo por sus pregones.
            Gabriel Macandé fue lo que se dice un personaje popular mereciendo escritos sobre él de poetas y periodistas.


            Agustín Fernández “ El Melu” muy buen aficionado quien decía que el flamenco lastima los oídos al profano.
            Francisco la Perla cantaor de la época del Mellizo gran siguiriyero.
            Juana la Sandita, Demófilo, el padre de los Machados, la destaca como de las mejores del XIX, aunque también encontramos en esta época a la Fandita (1.850-1.920), La Fañaca , la Jacoba, La Juanaca, La Mamarracho, La Lola, La Mónica, La Pili, La Rubia de Cádiz seguidora en los cantes por soleá de Paquirri el Guanté, María la Cantorana, María Sabina cantaora nacida en el último tercio del XIX y madre de Santiago Donday,
            Pepa Oro: Josefa Díaz, hija del torero Paco de Oro, fue una gran cantaora y bailaora que destacó sobre todo en los cantes de guajiras y colombianas.
            Rosa Vargas Fernández, Rosa la Papera (madre de la Perla), gran cantaora de bulerías.
            Rosario la Mejorana 1.862-1.922, cantaora y bailaora madre de Pastora Imperio y del guitarrista Víctor Monje, Soleá la del Juanelo….
            De época más reciente, esto es nacidos en el XX (aunque desgraciadamente algunos nos han dejado), destacamos figuras de la talla de:

            Santiago Donday, de profesión como todos saben fragüero, verdadero exponente de la pureza del cante, bebió en las mejores fuentes, la de su madre María La Sabina.

            Juan Martínez Vilches “Pericón de Cádiz” (1.901-1.980), destacado cantaor en todos los estilos gaditanos, su gracia, el salero de sus letras lo ha exportado por los mejores tablaos de España, sobre todo Madrid. Decía Pericón que a Cádiz había llegado un fardo de partituras flamencas y que los gaditanos se quedaron con las más bonitas.

            Es considerado Pericón como un verdadero maestro, por su gran personalidad y la calidad en sus interpretaciones como hoy en día podemos ver en sus grabaciones.

            Manolo Vargas (1.907-1.970), quién tras ganar en Cádiz en 1.952 el concurso por Alegrías, inicia su travesía en el arte flamenco revelándose como un verdadero cantaor de nuestros estilos.  

            Antonia Gilabert Vargas, La Perla de Cádiz (1.925-.1975), hija de Rosa La Papera ha sido una de las más completas cantadoras contemporánea, poseedora de una discografía excelente se casó con Curro la Gamba ( buen aficionado y cantaor festero), dominó todos los estilos de nuestra tierra destacando en los cantes por bulería.

            Podríamos decir sin lugar a duda que dejó huella por su personalidad siendo reconocida como una de las grandes de Cádiz.
.
            Juanito Villar, hijo de la Gineta, por ello al principio de su carrera (cuando cantaba para bailar fue conocido como el de la gineta. De familia gitana, flamenca y de artistas, grandes bailaores que han paseado por el mundo entero su arte, Pablito de Cádiz, El Gineto…


            Felipe Escapachini, El Niño Solano, El Niño del Parque, Manolo Gago, Juan Silva, Niño del Mentidero…

            El Beni de Cádiz, nacido en 1.930 y descendiente del Viejo de la Isla, una de las voces más flamenca que ha tenido nuestra cultura. Ha paseado su exquisito arte por todo el mundo, en definitiva una gran figura del cante que obtuvo en 1.972 el premio de cante de Córdoba.






           

            Amós Rodríguez, hermano del Beni, gran cantaor y buen flamencólogo.

            Chano Lobato. (1.927) gaditano de la calle la Botica, de él imposible decir algo que no se haya dicho. Hoy en día nuestro mejor embajador, artista, maestro, maestro y artista donde los haya, gran dominador del compás ¿el mejor?  Cualquiera lo podría decir sin temor a cometer error, ¡pues bien mejor persona!, lo mejor para Juan Sanabria.

            El Flecha de Cádiz, nació Antonio Díaz Soto en 1.907 y murió en 1.982, gran maestro de los estilos gaditanos ganó en 1.965 en Córdoba el premio por los cantes de Cádiz, padre del Chaquetón y del Flecha hijo.

            Mariana Cornejo, sobrina de Canalejas de Puerto Real, destacada artista que domina los cantes de Cádiz, persona llena de gracia y simpatía que la reparte donde va.