sábado, 26 de abril de 2014

Entrega nº 76 "La Parrala"


ENTREGA Nº 76    26 DE ABRIL DE 2014 

MUJERES QUE DEJARON Y DEJAN HUELLAS EN EL CANTE

                                               -7-
DOLORES LA PÁRRALA
DOLORES PÁRRALES MORENO,  conocida en el cante flamenco como DOLORES LA PÁRRALA,   nació en 1845 en la provincia de Huelva, concretamente en la localidad de Moguer  muriendo en  su pueblo en el año 1915, (Aunque algunos comentan que muriera en Sevilla).
                                                        

Coinciden muchos estudiosos y aficionados  que tal vez se trate de una de las figuras más notables  que Huelva diera cante flamenco.
Casó con el guitarrista Paco de Lucena quién le acompañara en sus importantes actuaciones y no sólo en los cafés cantantes de la comarca como el de Plaza del Marques de Moguer sino en sus flamencas salidas por Granada en 1884 o en el mismísimo París en 1880.

                                      Moguereña soy, señores,
                                      y lo llevo mucho a gala
                                      porque en todas las naciones
                                      La Parrala es la que gana.
                           
De sus actuaciones en el granadino café de la Plaza de la Marina junto a la Macarrona, el poeta de Granada  Federico García Lorca le dedicó la tercera de sus "Viñetas flamencas": “Lámparas de cristal y espejos verdes, sobre el tablao oscuro, la Párrala sostiene una conversación con la muerte, la llama, no vuelve, y la vuelve a llamar, las gentes aspiran los sollozos, y en los espejos verdes, largas colas de seda se mueven”. 
                                     Dolores la Párrala cantaora,
                                     fuente de buena inspiración,
                                     para el mundo del flamenco
                                     y para todo el buen escritor,
                                    ella es  el puro arte de Moguer,
                                    que corre por toda Andalucía
                                    como por todo el mundo entero,
                                    su grandeza y el bien saber
                                    para sabios y poetas.
Aunque onubense de nacimiento su carrera artística se fragua en Sevilla, siguiendo los cantes del Maestro Silverio Franconetti, dominando los cantes de la siguiriya, la liviana, la serrana, los polos y por supuesto el cante de la soleá que realizara  con suma facilidad, hasta el punto que sus estudiosos como Fernando de Triana escribiera sobre “su facilidad pasmosa” para interpretar sus cantes. Este mismo escritor amigo de la Parrala, que a su vez fue maestra de Antonio Silva “el Portugués”,  cuenta como la genial cantaora muere en sus brazos mientras musitaba una letra por siguiriya, “La cantaora-decía-más genial que se ha conocido hasta la fecha.”
Hermana de Dolores fue Trini la Parrala conocida por sus éxitos en los café cantantes interpretando pregones aflamencados, artista que inspirara al poeta  Rafael de León para componer uno de sus temas más conocidos e interpretado por casi todas las artistas de la copla, como es el casa de Marifé de TRiana, una de las grandes artistas que mejor aflamencó la copla.