sábado, 20 de septiembre de 2014

Al Baile...¡La Macarrona!

ENTREGA Nº 97  20  DE SEPTIEMBRE DE 2014 

MUJERES QUE DEJARON Y DEJAN HUELLAS EN EL CANTE

                                               -28-
                                  LA MACARRONA

 LA MACARRONA,  esta gitana del jerezano barrio de Santiago vino a la luz el 3 de mayo de 1870, hermana de María La Macarrona y sobrina de Tío Juan y tío Vicente Macarrón.  Juana Vargas de las Heras pues así es so nombre verdadero está considerada en la historia del baile flamenco como una de las iniciadoras pues ya desde muy joven, a la edad de ocho años, fue contratada en el café de la Escalerilla de la capital hispalense, donde la conoció el Mezcle y de allí pasó,  gracias a él al café malagueño de Las Siete Revueltas de Málaga, donde  actuó durante dos años para pasar luego a Barcelona y más tarde  tras su periplo por los cafés de la ciudad condal volver según nos cuenta el flamencólogo jerezano Juan de la Plata a Sevilla, concretamente al Café de Silverio.  En este conocidísimo café cantante actuó con artistas como: Lamparilla, Juana Antúnez, La Honrá, Salud Rodríguez, La Viuda, Rosario la de Roble, Mariquita Malvio, Antonio El Pintor, El Varea, El Macaco, Fosforito y don Antonio Chacón

      Bailaora de mucho tronío,
      conquisto el mundo entero
           con su arte del mejor poderío,
         siempre estará en el recuerdo
      como la mejor que a nació,
 para representar el baile
          de la historia que se ha tenido.

Compañeros de cartel pero en el café del Burrero fueron Fernanda Antúnez y La Mejorana donde estuvo buenas temporadas intercaladas con actuaciones en el café Romero de Madrid.

Su fama el reconocimiento de su arte traspasó las fronteras española `pues en el año 1889, debutó en el Gran Teatro de la Exposición de París,  para volver de nuevo  en 1912, dando un solo recital, en 1914, en el Café Novedades sevillano, con la Malena, La Sordilla, La Melliza, La Roteña, La Trini, Rita Ortega, La Macaca, La Junquera, El Tiznao y El Ecijano, obtuvo grandes éxitos , igual que  en 1918 en el Kursaal o  en 1923 en el  Salón Variedades.

Con la Antequerana, Faíco, El Estampío, El Mochuelo y Ramón Montoya en el Ideal Rosales de Madrid  realizó el espectáculo “Ases del arte Flamenco”  en el año 1922 y en el veinticinco en Sevilla actuó en la Parrilla del Hotel Alfonso XIII,  En 1926  de la mano del empresario Vedrines realizó una gira por los mejores escenarios españoles, destacando su  actuación  en el Monumental Cinema.

En 1933 participó junto con la Argentinita y otros veteranos artistas en el espectáculo “Las Calles de Cádiz”, recorriendo de nuevo la geografía española desde su presentación en Madrid.

En el teatro San Fernando sevillano en 1946, se le realizó un gran homenaje donde actuaron entre otros artistas como Pepe El Culata, La Malena, y junto a  jóvenes como Naranjito de Triana, Lolita Sevilla y Dolores La Algabeñita,  sin que faltar un poema de Ochaíta, recitada por el actor Rafael Cárdenas.

Fueron innumerables los estudiosos, escritores, poetas, personalidades dentro y 

fuera del mundillo del flamenco los que comentaron sobre la personalidad artística 

de La Macarrona, considerada como una de las más destacadas bailaoras de todos 

los tiempos como ejemplo  Fernando el de Triana,  escribió de ella: 

"Esta es la que hace muchos años reina en el arte de bailar flamenco, porque la dotó Dios de todo lo necesario para que así sea: cara gitana, figura escultural, flexibilidad de cuerpo, y gracia en sus movimientos y contorsiones, sencillamente inimitables. Cuando su mantón de Manila y su bata de cola salen bailando y hace después de unos desplantes la parada en firme para entrar en falseta, queda la cola de su bata por detrás en matemática línea recta; y cuando en los diferentes pasos de dicha falseta tiene que dar una vuelta rápida con parada firme, quedan sus pies suavemente reliada en la cola de su bata, semejando una preciosa escultura colocada sobre delicado pedestal. ¡Esta es Juana la Macarrona! He aquí la mujer más representativa del baile flamenco.” O la publicación del Diario de Cádiz del 12 de enero de 1889 referida a la  declaración del Shah de Persia, quien entusiasmado por el baile de La Macarrona en París, dijo  "Esta graciosa serpiente, es capaz de hacerme olvidar a todas mis almées de Teherán".