sábado, 27 de septiembre de 2014

La Macaca

ENTREGA Nº 98  27  DE SEPTIEMBRE DE 2014 

MUJERES QUE DEJARON Y DEJAN HUELLAS EN EL CANTE

                                               -29-

ENRIQUETA DÍAZ “LA MACACA”
Durante el último tercio del siglo XIX  y hasta mediado del XX, destaca en Cádiz una gran bailaora y cantaora de  nombre Enriqueta y de apodo “La Macaca”, casi todos los estudiosos coinciden en señalar a Enriqueta “La Macaca” como una excelente bailaora y excelente cantaora muy  entusiasta de los cantes grandes, los cuales realizaba con genialidad y buen gusto.
El nombre artístico se debió a Miguel Cruz “Macaca” gran cantaor con quién casara Enriqueta y con quien compartiera amén de su vida sentimental, toda su trayectoria flamenca. Con él junto a Pepa Oro, Dolores  “la Bizca”, Carmen “la Pichira”, Carlota Ortega, Juana Ortega, El “Niño Escacena”, El “Niño Elena” o Antonia Gallardo “la Coquinera” actuó  en el mes  de mayo del año 1903 en el Salón Filarmónico de la capital hispalense, aunque poco antes lo hiciera en el sevillano café de Silverio y  en 1905 en el Novedades.

Cuentan que fue una mujer  de extraordinaria belleza hasta el punto que se decía (según Fernando el de Triana)  que daba con su hermosura mucho relieve a su cuadro flamenco,  con el que durante varios años actuara en los distintos café que solían contratarla y que como consecuencia de su belleza en su momento se contó, parece ser en palabras del sevillano Pepe el de la Patrona, que Miguel Cruz, su marido,  fuera a la cárcel por matar a tiros a un hombre porque se metiera con La Macaca,  aunque otros comentaran que  Miguel apuñaló a un hombre por piropear a su mujer y que durante su periodo  en la cárcel Antonio Escribano escribiera "Enriqueta mancilló su honor de hombre, incidencia que le motivó un gran calvario el resto de su vida, acosada por constantes depresiones hasta que la madurez le llevó a la reflexión.”
 En 1935 Fernando el de Triana,  escribió sobre el marido de  Enriqueta “La Macaca : 

"Cantó para bailar, como no cantó nadie mejor, aquellos cantes conocidos por Romera, Mirabrás, La Contrabandista, La tía "Petrola" y Los Caracoles, en el más castizo compás para bailar por alegrías, y no esa monótona lata que disfrutamos hoy por la evolución del tiempo"

"Antes lloraba por verte
 y ahora que solo me veo
beso la tierra mil veces". 


Al no encontrar vídeo alguno que nos recordara a La Macaca me ha parecido oportuno conocer a esta joven, que a mi gusto, canta "tan vieja" estos caracoles.