miércoles, 27 de abril de 2016

Entrega nº 183 ( El Mundo de las Soleares ) Escuela Sevillana

  SOLEARES -4-
                                                                 
Escuela Sevillana (Triana, Alcalá, Lebrija Utrera…)


Desde la panaera Alcalá de Guadaira hasta el sevillano rincón de la Cava de Triana, encontramos varios y jondos estilos de este grandioso palo flamenco.
Muchos por no decir todos los flamencólogos coinciden en mencionar a Alcalá de Guadaira o de los "Panaeros" como verdadera cuna del cante más puro, primitivo y grandioso de la soleá hasta el punto de identificar a esta localidad como la de mayor variedad de soleares, reconociéndose, como dice en su Obra Flamenca Ricardo Molina, que algunas modalidades como la de Cádiz (la de Paquirri el Guanté) pudiera ser derivaciones a ritmos más rápido de las grandiosas soleares de Alcalá.
De todas formas no se puede hablar de un sólo tipo de soleá de esta escuela alcalaína sino que se ha podido demostrar por los estudios que los distintos flamencólogos han realizado, que al menos existen diez estilos distintos de soleares de Alcalá, siendo su principal representante Joaquín el de la Paula.
No se puede mencionar ni Alcalá ni el cante por soleá sin identificarlo con esta genial figura de este cantaor gitano llamado Joaquín Fernández de quién se llegó a decir  que con él el cante de Alcalá llegó a la cima.
                                    "Por donde quiera que yo voy,
                                           me parece que estoy viendo
                                           la sombra de tu querer
                                           que me viene persiguiendo."
                                 
Joaquín el de la Paula engrandeció toda la gama de soleares de su pueblo natal, precisando todos sus matices, grave,   pausado, dramático. Es sin lugar a dudas el cantaor alcalaíno que pasará a la historia como el más profundo y emotivo de todos cuanto en este lugar nacieron.
Las soleares de Alcalá tuvieron también versiones en la voz de Pastora y Tomás Pavón y en la de Manuel Torres aunque estos grandes cantaores no le dieran ese sabor localista o ese "aire nativo" de Joaquín que le diera su sobrino Juan Talega, hijo éste del hermano de Joaquín el de la Paula, Agustín González.
Hoy en día el máximo especialista de los cantes de Joaquín y de las soleares de Alcalá es el estudioso y genial maestro Antonio Mairena, quién aunque desgraciadamente desaparecido de entre nosotros, nos ha dejado un amplio trabajo flamenco que sirve de estudio y aclaración de los cantes más puros.
                                     "Quiero estar entre las flores,
                                             hoy aquí, mañana allí,
                                             yo no quiero a nadie
                                             ni que me quieran a mí."

Existe también un estilo poco conocido llamado el de la Roesna (gran cantora gitana de este siglo) que se nos ha trasmitido a través de Pepe el Culata; letra importante que nos llega  de esta soleaera de los cantes de Alcalá es la que interpreta de forma majestuosa el mencionado Pepe el Culata:
                                      "En una maceta yo sembré
                                                 la semilla del encanto:
                                                 la flor de la violeta.

                                                Mira que andan hablando,
                                               sin tener naíta contigo
                                               el créito me andan quitando.

En definitiva las soleares de Alcalá comprenden una demarcación que va desde Dos Hermana hasta las cercanías de Utrera y Lebrija, pudiéndose decir que además de su uniformidad y homogeneidad destaca en este estilo su expresión solemne y difícil ligazón de sus tercios así como su marcado corte local-familiar.
                                         "Yo te quería,
                                            ya no te quiero.
                                           Tengo en mi casa
                                           género nuevo."
                                         "La calle nueva s´alborotao,
                                           porque Pinini
                                           s´an borrachao"



En Triana aparecen según cuentan varios de los grandes estudiosos la pureza gitana del cante por solea con la solemnidad y grandiosidad sobre todo en lo que se refiere a la soleá grande trianera.


Por otro lado y tal vez más de cantaores no gitano parece ser que se encuentran las llamadas soleá alfarera por su relación íntima con los alfareros de Triana
El cante por soleá  de Triana que se escuchaba ya en la época de la Andonda ( mujer del Fillo) gran soleaera al igual que Silverio, Ribalta, La Gómez, o Ramón el Ollero, ha atravesado luego un tiempo de letargo llegándose a decir que este estilo de soleares estaba ya casi perdido pero que tras dura lucha se está consiguiendo rescatar gracias a las aportaciones de cantaores como Antonio Mairena, Pastora y Tomás Pavón, Pepe Pinto, Pepe el de la Matrona, sin olvidarnos de Antonio el Arenero con un estilo personalísimo de soleá alfarera o de las peñas trianeras que están realizando un trabajo encomiable de rescate y profundización de este estilo de soleares tan singular.
                                       "Donde quieras que vayas
                                                   no digas que me has dejao
                                                   y mete las manos en tu pecho
                                                   y cuéntalo como ha pasao."
                                                  (Pepe el de la Matrona)
    
                                                  "En el querer no hay venganza
                                                    y tu te has burlao de mí,
                                                   castigo tarde o temprano
                                                   del cielo te va a venir.
                                                             (Antonio el Arenero)



Además de las aportaciones mencionadas sobre el realce que esta soleá está teniendo, debemos mencionar a cantaores que como Chiquetete, el Cabrero, Paco Taranto, Naranjito de Triana, cantaores jovenes que están consiguiendo popularizar este importante estilo de soleares.
                                    "En Jerez la siguiriya,
                                                en Cordoba la serrana
                                                y en Sevilla que es mi tierra
                                                la soleá de Triana
                                               (El Cabrero)
                                              "Cada vez que considero
                                                que me tengo que morir,
                                                tiro la manta en el suelo
                                                y me harto de dormir.
                                                         (Chiquetete)

Aunque como se ha comentado en anteriores ocasiones sobre la gran cantidad de estilos de soleares, habría que recordar también los tercios de ese cante con el mismo compás como es la soleá apolá, que según se ha comentado pudiera tener sus orígenes también en la flamenca Triana, existiendo de este compuesto palo versiones o personales estilo como el rescatado por el maestro de los Alcores Soleá de Charamusco.
                                            “Subí a una alta montaña
                                              buscando leña pa el fuego
                                              y como no la encontraba,
                                             al Valle abajé de nuevo.
                                            Charamusco, Charamusco,
                                           cambiaste nuestro sobrero…