viernes, 31 de enero de 2014

Manolo Caracol


 ENTREGA Nº 64     1 FEBRERO DE 2014 

… Y Sevilla (10) Cantaores Ilustres
         MANOLO CARACOL

         En el sevillano barrio de Las Lumbreras, en la conocidísima Alameda de Hércules, nació el Niño de Caracol, Manuel Ortega Juárez, Caracol como su padre, es en la historia del flamenco un  verdadero ejemplo de heredero de “lo jondo “ pues por parte materna o  paterna, encontramos entre sus ancestros entre otros  al gaditano Antonio Monge “El Planeta” del que es tataranieto por parte materna o biznieto de Curro Durse y Enrique El Gordo Viejo, nieto de El Águila, en fin toda una dinastía de grandes de la que este gitano heredó ese genio y compás para convertirse, a pesar de su personalidad en uno de los cantaores más importante del siglo XX.

         Nació  Manolo Caracol el día 9 de julio y falleció en Madrid, parece ser, tras  un accidente de tráfico en Aravaca (Carretera de la Coruña) el 24 de febrero de 1973. De su matrimonio con la jerezana Gómez nacieron cuatro hijos que también continuaron su saga flamenca como fueron Luisa, Enrique, Lola y Manuela. Su hija Luisa casó con Arturo Pavón, sobrino de La Niña Los Peines, gran músico que lo acompañaría toda subida en sus actuaciones con el piano que tocara con gran maestría.                   
         Siendo un niño con apenas 12 años y todavía con el nombre de El Niño de Caracol ganó junto a  Diego Bermúdez Cala “El Tenazas de Morón”  el famoso Concurso de Cante Jondo de Granada de 1922, con un primer premio de 1.000 pesetas y un diploma acreditativo del premio que años más tarde colocaría en su famoso tablao de Los Canasteros.

         Habría que recordar que este Concurso organizado entre otros por Federico García Lorca y Manuel de Falla, contó con  un jurado de la talla de Don Antonio Chacón, Manuel Torre o la mismísima Pastora Pavón La Niña de los Peines. Tras este grandioso éxito, se presentó en Sevilla en el Teatro Reina Victoria, de nuevo alternando con Diego Bermúdez el Tenazas y de ahí  a Madrid en el Teatro Centro.
         A partir de entonces  y poco a poco fue conocido por el mundo del cante hasta convertirse en  el célebre Manolo Caracol, volcán de la pasión gitana y cantaor largo, aunque se hiciera famoso por sus fandangos tan personales y por sus zambras, creando toda  una  escuela caracolera, fue muy aclamados por  un público pero que con el paso del tiempo  y como consecuencia de sus innovaciones en el flamenco al introducir orquestas o el piano de su yerno Arturo Pavón  empezó a recibir duras crítica, pues este excepcional cantaor despertó en la afición los polos opuestos de amor y odio pues muchos aficionados no le perdonaron la heterodoxia de sus innovaciones en el flamenco.

         Desde que ganara el Concurso granadino,  se codeó  con los mejores de la época como los miembros del concurso de Granada Chacón, Manuel Torre, Manuel Centeno o el Gloria junto con todas las primeras figuras de entonces, formando junto a Pepe Marchena, El Cojo de Málaga, Pepe Pinto o la Niñas los Peines a partir del año 1925 una gran compañía artística que partiendo del Teatro Pavón de Madrid, recorrió España entera. Lo mismo hizo en el año 1929, encabezando con Manuel Torre un espectáculo pleno de éxito o el  de Luces de España, año 1930, que realizara con La Niña de los Peines.
         Tras la guerra civil española, continuó con sus espectáculos, formando compañía también con El Sevillano, Juanito Valderrama, Pepe Pinto, incluso actuaría en el elenco de Concha Piquer hasta que en el año 1943 formando pareja con una joven Lola Flores presentó, tal vez su espectáculo más emblemático, Zambra  con el que viajó por toda España du hasta 1951, convirtiéndose especialmente por sus zambras en el artista flamenco más conocido en el mundo del espectáculo.

                               
            Asiduo de la famosa Venta de Vargas de tal forma que cuando tenía ocasión se escaba para acudir a echar unos ratitos con su amigo Juan, propietario de la venta isleña.
            En Madrid el 1 de marzo de 1963 inauguró su tablao de los Canastero con artistas como Carmen Casarrubios, Curra Jiménez, La Polaca, su hija La Caracola, María Vargas, Trini España, La Perla de Cádiz, Gaspar de Utrera, Melchor de Marchena, Orillo, Paco Cepero y Terremoto, desarrollando desde esa fecha casi toda su trayectoria en su tablao con actuaciones especiales junto a los miembros d su familia como hiciera en Torre Bermeja en el año 1922.

            Entre otros muchos homenajes, premios o distinciones cabe destacar la Medalla de Oro de la II Semana de Estudios Flamencos de Málaga en 1965, el homenaje que la Junta Oficial de la XIX Fiesta de la Vendimia le hiciera en 1966 en el jerezano Teatro Villamarta, donde el gaditano, Amós Rodríguez glosara  de manera prodigiosa la figura el arte de Manolo Caracol. En el año 1969 en Madrid,  recibió la Orden de  Isabel la Católica y  en Jerez de la Frontera la insignia de la Orden del Tío Pepe de Oro, recibió un gran homenaje en Sevilla en el año 1970 cuando lo nombraron Popular del desaparecido diario Pueblo.
            Como se ha indicado anteriormente en el año 1973,  tras un desgraciado   accidente en la Carretera de la Coruña falleció, el que  para muchos que estudiaron su trayectoria,  cantaor gitano más importante tras Manuel Torre, mientras que otros  aún  reconociendo la genialidad del gitano no le perdonaran sus innovaciones en el flamenco. En cualquier caso este gitano sevillano de la Alameda Hércules con más ascendencia gaditana que de Sevilla, nos ha dejado una herencia flamenca, jonda y personal digna de estudiarlo como a uno de los grandes  de nuestro universal arte.