jueves, 3 de marzo de 2016

Entrega nº 175 Jerez por Seguiriyas

Seguiriya  (2)

ESCUELA DE JEREZ
La escuela más innovadora que ninguna, aunque frenado en su impulso por la cercana Triana, es considerada como todo en la siguiriya y madre de los últimos grandes maestros que van desde el primitivo siguiriyero Manuel Molina (siglo XIX), pasando por Manuel Torre, sin olvidarnos de Chacón, Pepe el de la Matrona o los estilos "nuevos y modernos" del Marruro y de Paco la Luz.
                                               Si acaso me muero
                                               pago con la vía
                                               y no sabía ningún cirujano
                                               del mal que moría.
                                             (siguiriya de El Marruro y Manuel Molina )



 El Loco Mateo, también durante el siglo XIX, fue otro gran maestro de este portentoso cante al igual que su hermana y sus dos excelentes discípulos el Chato de Jerez y Carito. Al final del siglo XIX y principio del XX destaca otro gran cantaor como fue Antonio Vargas (Frijones).

                                               Santolio le den
                                               a este mal escribano
                                               que ha gastaíto el papel, pluma y tintero
                                               pa sentenciar a mi hermano.
                                                         (de Frijones)
 

En la actualidad, cantaor siguiriyero que conserva los cánones primitivos de Jerez, encontramos a Manuel de los Santos Agujeta, no pudiendo olvidarnos del heredero de los sonidos negros de Manuel Torre como fue Fernando Terremoto, fallecido recientemente (6-11-81), con su voz redonda, rota hasta afillá, quemado en el fuego de su propio cante.

                                      En aquel rinconcito
                                        déjame llorar.
                                               Que se me ha muerto la mare de mi alma
                                               y no la veo más.

                                               Oleaíta, mare de los mares
                                               que fuerte venéis.
                                               Se habéis llevao a la mare de mi alma
                                               y no me la traéis.
                                               (siguiriyas de El Loco Mateo)

De la familia del Sordera (los Soto) encontramos a buenos cantaores como el mismo Sordera (Manuel Soto) y el joven y con un futuro prometedor como es José Mercé (José Soto Soto). No hay que olvidar que el mismísimo Manuel Torre se llamaba Manuel Soto Loreto, lo que dice mucho de la descendencia de este sobrino del Sordera, considerado por algunos como un prometedor maestro.
Las letras de las siguiriyas recuerdan las sentencias y penalidades que el pueblo gitano ha ido padeciendo, lo trágico de su vida, puros sentimientos de dolor y amor.

                                               Siempre por los rincones
                                               te encuentro llorando.
                                               que yo no tenga libertá en mi vía
                                               si te doy mal pago.
                                               (siguiriya de Manuel Molina)

                                                 A clavito y a canela
                                               me hueles tú a mí,
                                               la que no huele a clavito y canela
                                               no sabe distinguí.
                                                (siguiriya de Chacón)