jueves, 31 de marzo de 2016

Nueva entrada ( 31 de marzo de 2016) LA SERRANA

Serrana

Es un cante que,  al igual que la Liviana, lleva el compás de la siguiriya, llevando la misma métrica que la seguidilla castellana o lo que es igual que la Liviana de estos cuatro versos, el primero y el tercero riman en blanco (heptasílabos) y el segundo y el cuarto pentasílabos y con rima asonantada.
Sus temas son generalmente  camperos o de la sierra, de ahí su nombre, refiriéndose casi siempre a Andalucía. En 1.847 Estébanez Calderón en sus "Escenas Andaluzas" ya cita a "las modernas serranas", por lo que debe ser todavía más antigua, quizá en torno a 1.825.
                             "Por la Sierra Morena
                                      va una partía,
                                      al capitán le llaman
                                      José María."

Tiene, además de la forma estrófica como la Liviana, un terceto que la complementa, tres versos de cinco, siete y cinco sílabas rimando generalmente de forma asonantada, que suele ser su macho como final por siguiriya.
                             "...Que no va preso
                                   mientras su jaca torda
                                   tenga pescuezo."



Al igual que ocurre con su hermana la Liviana, son dos grandes maestros de la última época flamenca los que conservan los dos estilos que actualmente se pueden escuchar de la serrana y estilos de los que se pueden decir que conserva, aunque con algún matiz, bastante semejanza.

Grandes cantaores de la Serrana fueron Silverio (catalogado como el gran maestro de la Serrana), Gallardo el de Morón, Antonio Silva el Portugués, Antonio Chacón, Onofre, Antonio Rengel.

Dos han sido las provincias que defienden su origen: por un lado Málaga, que deduce que proviene de los cantos de los contrabandistas de la serranía de Ronda, y por otro lado Huelva, que asegura que la Serrana es un cante oriundo de las sierras de Aracena y Aroche, haciendo valer los cantaores anteriormente citados como Antonio Silva el Portugués, de quien se dice que recogió los cantes de la genial Dolores la Parrala, y el también nombrado con anterioridad Antonio Rengel.

La Serrana, como se dijo en la Liviana, es un cante sin salida y sin macho, por lo que utiliza generalmente de la Liviana para su "salía"  y de la siguiriya para su final, remate o macho.

Actualmente existen algunos cantaores que mantienen en su repertorio a la Serrana y todos de las fuentes que nos llegan a través de Mairena o del de la Matrona, destacando cantaores como Fosforito, Naranjito de Triana, Meneses...
                                        
                                               Mío es el árbol,
                                               mía será la tierra
                                               y el olivar y el trigo
                                               que ya lo eran.

                                               Por la noche en la sierra
                                               con mi serrana
                                               los luceros se encienden
                                               pa ver su cara.